Inicio / POLICIALES / A 10 años del femicidio de Wanda Taddei, el caso que cambió la ley en Argentina

A 10 años del femicidio de Wanda Taddei, el caso que cambió la ley en Argentina

Eduardo Vázquez fue condenado primero por homicidio agravado por el vínculo, pero luego se le aumentó la pena a cadena perpetua al retirarse los atenuantes como “emoción violenta”.

Eduardo Vázquez fue condenado por el femicidio de Wanda Taddei

El 10 de febrero de 2010 Eduardo Vázquez roció con alcohol y prendió fuego a su mujer, Wanda Taddei, en su casa de Mataderos. La joven madre de dos hijos murió días más tarde en el hospital Santojanni con el 50% del cuerpo quemado.

Vázquez, un viejo conocido del público por ser el baterista de Callejeros, fue condenado en 2012 a 18 años de cárcel por homicidio agravado por el vínculo, pero un año después se le aumentó la pena a cadena perpetua al retirar el atenuante de “emoción violenta” que los jueces de primera instancia habían considerado para su fallo.

Es que lo de Wanda fue un femicidio, es decir, un homicidio motivado por el odio de género.

Así lo entendieron la Justicia y la opinión pública en un caso donde quedó al descubierto “el camino del violento” que detalló Jorge Taddei, el padre de Wanda, y en el que organizaciones feministras reclamaron la eliminación del atenuante “emoción violenta” en todos casos de violencia de género.

“Wanda estaría en primera fila en esta lucha”, aseguró Jorge en referencia a las marchas, actos y reclamos públicos en los que participó con su mujer para lograr justicia en nombre de su hija, y en el de sus nietos, que hoy tienen 15 y 18 años.

A finales de 2012 se aprobó la Ley 26791 que modificó el artículo 80 del Código Penal para establecer una pena de prisión perpetua “a quien matare a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediando violencia de género”, y a quien cometa un asesinato “por placer, codicia, odio racial, religioso, de género”.

De ahí que en 2013 la Cámara de Casación desestimó el atenuante en el caso de Wanda y aumentó la pena de Vázquez a prisión perpetua con un mínimo de 35 años de cumplimiento.

Una década después de la muerte de Wanda sus padres, Jorge y Beatriz, se dedican a concientizar sobre violencia de género y femicidio en colegios y organizaciones sociales.

“El femicidio no es una enfermedad, no le puedo dar una vacuna, un remedio, una pastilla (al femicida). Es una construcción. Cada vez la violencia es más agresiva para que la mujer tenga más dolor y que su muerte sea más dolorosa”, explicó Beatriz Regal, madre de Wanda, .

“El problema es que la mujer que salva la vida queda con las marcas de él de por vida. Que es lo que le interesa a él: que nadie la mire como mujer. ‘Serás mía o no serás de nadie’”, convino.

Jorge y Beatriz, los padres de Wanda Taddei

“Te matan a tu hija, bueno, es un degenerado el que la mata. Pero cuando empezás a profundizar te das cuenta de que no es una cosa aislada”, convino Jorge.

“Vas aprendiendo que acá hay una causa muy profunda, que es el patriarcado. El patriarcado y la sociedad machista que produce el patriarcado”, sentenció el hombre.

“Hablo con Wanda, cada año que pasa, más. Le achaco, le achaco, le achaco… Ella estaba muy enamorada de Eduardo”, expresó Jorge, que comprendió que su hija “era parte de esta sociedad machista y patriarcal que hace que el violento haga su camino”.

El método de Vázquez como femicidia incluía “que la vaya preparando, separando de sus amigas, de la familia, le saque la personalidad” a su mujer hasta aislarla de toda ayuda posible. “Éste es el camino de la violencia hacia la mujer. El femicidio es el último escalón”, explicó Taddei.

Compruebe también

Luciano Pertossi se negó a declarar: “Me duele la cabeza y estoy aturdido”

El muchacho de 18 años está acusado de ser “partícipe necesario” del asesinato de Fernando …

La insólita declaración de los rugbiers: “Lo que nos pasa es culpa de los medios”

Confesaron ante la Justicia que tienen “miedo” porque los otros presos de Dolores les afilan …

Dejanos tu comentario