Inicio / POLICIALES / Crimen de Villa Gesell: “Desprecio por la vida” y “pacto de silencio”, los argumentos para pedir la preventiva a los rugbiers

Crimen de Villa Gesell: “Desprecio por la vida” y “pacto de silencio”, los argumentos para pedir la preventiva a los rugbiers

La fiscal Verónica Zamboni hizo hincapié en las conversaciones de los jóvenes a través de WhatsApp. Además, los acusó de “buscar una coartada” para desligarse del asesinato.

Verónica Zamboni pidió la prisión preventiva para ocho de los diez rugbiers detenidos .

Este lunes, la fiscal Verónica Zamboni pidió la prisión preventiva para ocho de los diez rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa. Sobre los motivos detrás de su requerimiento, sostuvo que los imputados tenían “plena conciencia” de que habían cometido un asesinato y que acordaron llevar adelante un “pacto de silencio” que “se mantiene incluso hasta la actualidad”.

En su dictamen de 251 páginas, presentado ante la Justicia de Garantías, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Villa Gesell consideró a los rugbiers Máximo Thomsen y Ciro Pertossi “coautores de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”.

También acusó a Luciano y Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz de haber sido “participes necesarios”.

No obstante, pidió el cese de detención de Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino por insuficiencia de pruebas. Así, ambos quedaron este lunes en libertad, aunque vinculados al proceso.

Tras la liberación de su hijo, Raúl Guarino, padre del joven, dijo a Télam que “es todo muy triste por la familia de Fernando Báez Sosa”, pero que “con Juan Pedro se hizo Justicia”.

En tanto, Silvino Báez, padre de la víctima, consideró que “los diez son culpables, asesinos crueles y traicioneros”, aunque ratificó que ni él ni la madre de Fernando, Graciela Sosa, quieren a “ningún inocente preso”.

“Plena conciencia y desprecio por la vida”

El requerimiento de la fiscal, , fue realizado ante el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, que deberá resolver en un plazo de cinco días.

En su pedido de prisión preventiva, Zamboni consideró que de acuerdo con la prueba reunida en la instrucción todos los acusados “tenían plena conciencia y conocimiento de que habían causado la muerte de Fernando”.

En ese sentido, subrayó que “pese” a ello, “todos ellos huyeron del lugar, y se escondieron”, y agregó: “No solo despreciaron la vida de Fernando, al agredirlo, pegándole vivo e inconsciente, sino que también huyeron para lograr la impunidad del hecho, sin siquiera intentar auxiliarlo en el momento que cayó al suelo”.

Además, sostuvo que algunos de ellos buscaron “una coartada para desvincularse del hecho, concurriendo a consumir comida a McDonalds, luego de cambiarse sus prendas de vestir dos de los sospechados”, y destacó además que “a las 6.06 horas, Ciro Pertossi dice por el grupo (de WhatsApp): ‘Chicos no se cuenta nada de esto a nadie’”.

De acuerdo con la fiscal, el diálogo constituye “un pacto de silencio que incluso los imputados mantienen hasta la actualidad; corroborando ello su participación en el hecho, como así también la total premeditación con que se cometiera el hecho”.

También quedó demostrado que Lucas Pertossi registró con su celular desde el momento en el que él y sus amigos fueron expulsados del boliche hasta que abordaron a la víctima, hecho que para la fiscal “reafirma la premeditación”.

En esa línea, la fiscal consideró acreditado “que dentro de Le Brique los agresores causaron un conflicto con la víctima” y que “premeditadamente, previo repartirse roles entre todos los agresores, procedieron a agredir físicamente” al joven “para causarle muerte, sin que ni siquiera Fernando pudiese advertir la agresión, siendo que fue por detrás, sumado todo ello a que lo rodearon y a la superación numérica en cantidad de agresores”.

Al describir el ataque, la funcionaria dijo que Báez recibió “golpes de puño en su rostro”, que cayó “al piso inconsciente”, que una vez indefenso y “con el fin de darle muerte, patearon la cabeza del mismo causándole de ésa forma lesiones corporales, en particular, lesiones internas y externas, que le provocaron su deceso en forma casi inmediata” por “un shock neurogénico”.

Luego, Lucas Pertossi comunicó la muerte de Fernando al resto de los rugbiers con el término “caducó”, en un audio enviado por el grupo de WhatsApp que comparten. A través del mismo, Ciro Pertossi ordenó que no se hable del tema con “nadie”, hecho que la fiscal sumó como indicio de un “pacto de silencio”.

Zamboni destacó además que en la causa hay una filmación de una cámara de seguridad en la que “se observa claramente cómo Ciro Pertossi se limpia sus manos en todo momento de espaldas a los efectivos policiales, pero siendo tomado dicho accionar por las cámaras, tratando el mismo de ocultar sus manos -con posibles manchas hemáticas- al personal de Infantería”.

En este sentido, agregó que se ve luego a “este sujeto, chuparse los dedos -presuntamente con sangre- para no ser descubierto e identificado por el personal policial como agresor”.

Sobre la continuidad de la causa, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, dijo en una conferencia de prensa que “hay mucha prueba incorporada y mucha prueba para producirse” y entre ella mencionó que restan conocerse “los análisis de cotejos de ADN y pericias como la scopométrica y químicas”.

De esta forma, estimó que quedan entre “dos o tres meses” de instrucción, pero anunció que desde la fiscalía harán el intento de que el juicio “se haga en el curso de este año”.

Compruebe también

Luciano Pertossi se negó a declarar: “Me duele la cabeza y estoy aturdido”

El muchacho de 18 años está acusado de ser “partícipe necesario” del asesinato de Fernando …

La insólita declaración de los rugbiers: “Lo que nos pasa es culpa de los medios”

Confesaron ante la Justicia que tienen “miedo” porque los otros presos de Dolores les afilan …

Dejanos tu comentario