Inicio / VALLE DE UCO / Entregaron en el Valle de Uco los biocontenedores del Iscamen

Entregaron en el Valle de Uco los biocontenedores del Iscamen

Los receptáculos contienen moscas del Mediterráneo estériles. Alumnos de 83 escuelas de la zona observaran día a día el ciclo biológico de la mosca del Mediterráneo. Cuando se produzca el nacimiento de los insectos, serán los mismos niños quienes los liberen al medio ambiente y contruiburán, de este modo, al combate de la plaga.

La Dirección General de Escuelas (DGE) y el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, a través del Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza), desarrollan en conjunto el proyecto Biocontenedores. Los organismos del Gobierno de Mendoza han logrado sostener y articular una propuesta pedagógica, creativa y de fuerte impacto, que tiene como fin poner en valor el patrimonio fitosanitario de la provincia de Mendoza, como también concientizar sobre la responsabilidad de todos los mendocinos en materia de sanidad vegetal. En el caso del Valle de Uco, es aún más importante cuidar que no ingrese la plaga, debido a que la región cuenta con la determinación internacional de Área Libre de Moscas de los Frutos.

La iniciativa tiene como fin que los estudiantes de primaria trabajen la problemática de la mosca del Mediterráneo y la importancia de su combate para la producción y los cultivos. El proyecto apunta a la transferencia de saberes y a la generación de conciencia en los niños y sus familias respecto de la necesidad de proteger el patrimonio agroecológico de la provincia. Además, ayuda a la correcta distribución de la mosca estéril en el combate a la plaga.

Los biocontenedores son cajas de cartón que contienen pupas o capullos de moscas del Mediterráneo esterilizadas, producidas en la bioplanta de insectos estériles ubicada en Santa Rosa. Los biocontenedores cuentan con una ventana de visualización para que los alumnos realicen un proceso de seguimiento, observación y aprendizaje del ciclo biológico de los insectos. Y este año, como novedad, también se creó una aplicación para celulares, así los chicos pueden seguir de mejor forma el ciclo biológico.

Posteriormente, cuando se produce el nacimiento de las moscas  dentro de los biocontenedores, los niños las liberan al medio ambiente como herramientas de control para la plaga: pueden hacerlo en sus patios o en las plazasv y parques, donde ellos elijan.

“Todos los alumnos de sexto grado, de escuelas públicas y privadas, tienen su biocontenedor. Esta es una forma de que los chicos aprendan sobre una plaga muy importante que tenemos en la provincia, observen cómo funciona la mosca y nos ayuden a nosotros a liberar moscas en distintas partes de la provincia”, explicó el licenciado en Biología Juan Cruz Baldoni,  a cargo de los laboratorios del Iscamen y de la distribución de los biocontenedores.

El proyecto se desarrolla desde hace cinco campañas en la provincia, pero este año llega por primera vez al Valle de Uco. En la primera semana de noviembre comenzó la distribución de biocontenedores a estudiantes de sexto grado de escuelas de Tunuyán, Tupungato y San Carlos. En total se distribuirán 2.824 recipientes con insectos en 83 escuelas, entre públicas y privadas. En tanto, en la provincia ya se han entregado cerca de 30 mil, en más de 600 escuelas.

 

 

Docentes recibieron capacitaciones para preparar a los alumnos

A mediados de agosto,  se capacitó a los docentes del Valle de Uco a fin de prepararlos para que acompañen el proceso de aprendizaje de los alumnos involucrados en el proyecto.

En el aula, los niños trabajan el tema en todas las asignaturas: interpretan textos, ubican en mapas, recogen información y escriben sobre diferentes aspectos de  la plaga. Además, articulan estos contenidos con otros proyectos que se ejecutan en las escuelas como “lazos verdes” o “huertas”.

“Ha sido un proyecto realmente maravilloso, novedosos e integrador”,  expresó durante la entrega de biocontenedores Nancy Armijo, directora de la Escuela 1-375 José Pedroni, de Tupungato.

“Los chicos sabían de las bolsitas que antes se dejaban en los árboles, pero no tenían mayor conocimiento. Ahora conocen para qué es. En nuestro caso, los chicos se han sorprendido de que nuestra zona, el Valle de Uco, sea una zona libre de mosca del Mediterráneo, y más se han entusiasmado cuando se dan cuenta de que a esto hay que cuidarlo”, expresó la autoridad escolar.

Actualmente el Valle de Uco y el oasis Sur son reconocidos internacionalmente (USDA-EEUU/SAG-Chile) como Áreas Libres de Moscas de los Frutos.

Compruebe también

Mendoza: Vialidad despidió a los empleados que casaban guanacos

Así lo determinó el Consejo Ejecutivo del organismo luego de analizar la conducta y los …

Este lunes Tupungato vuelve a levantar la voz contra el abuso infantil

Tupungato viene trabajando arduamente contra el Abuso Infantil desde la Dirección de Desarrollo Social, a …

Dejanos tu comentario